Quién fue Andreas Münzer

Última actualización: 19.10.21

 

En ocasiones nos enteramos cómo los participantes de los deportes comprometen su salud a fin de alcanzar una meta corporal. En el culturismo, por ejemplo, muchos han desarrollado prácticas de alimentación y un control de peso poco saludables, que junto al consumo de esteroides anabólicos los han llevado incluso a la muerte, como fue el caso de Andreas Münzer.

 

Münzer fue un austriaco que nació el 25 octubre de 1964 y como fisicoculturista profesional IFBB se dio a conocer, gracias a su extremadamente bajo nivel de grasa corporal y por competir con una textura de piel tan delgada como el papel. Pero también fue conocido por su muerte a temprana edad en 1996.

Desde sus primeras apariciones comenzó a ganar masa muscular de calidad, pero nunca dejó su apariencia translúcida, fue tanto que se le consideraba para esa época como el culturista más condicionado, incluso pocos como el turco Hamdullah Aykutlu llegaron a estar tan cerca de ese físico. Con un peso de 108 kilogramos, brazo de 53 cm y un pecho de 147 cm Andreas Münzer tuvo apariciones en las portadas de grandes revistas como Flex en dos oportunidades y Muscle Mag International una 1 vez.

Vida personal del austriaco

Münzer creció en una remota granja poco lejos del lago Modriach y desde muy temprano demostró su interés por el deporte jugando fútbol y practicando  esquí ​​en invierno. Se registró en un gimnasio para pasar el tiempo, pero poco después el entrenamiento con pesas se convirtió en su pasión, y con la ayuda de socios de entrenamiento confirmó sus logros en las competiciones. Andreas nunca se casó y tampoco tuvo hijos, pero desde 1990 mantuvo una relación amorosa con la fisicoculturista Elisabeth Schwarz.

Fue un gran admirador de un hombre con el que compartía la herencia austriaca, Arnold Schwarzenegger, a quien trató de imitar y logró conocer en la competición Arnold Classic de 1996. Como otros tantos culturistas Münzer quiso alcanzar la máxima cima y conseguir la recompensa que solo recibían los mejores competidores de dicha disciplina. Para ello, recurrió al consumo de drogas comunes en el culturismo tales como los diuréticos, los esteroides anabólicos, las hormonas del crecimiento e incluso la insulina, pues era la manera de hacer que el trabajo fuera lo más efectivo posible.

Datos reportados en una entrevista hecha a su amigo Nasser El Sonbaty, la dieta de Andreas consistía en pechuga de pavo, pollo y pescado, así como grandes cantidades de claras de huevo, arroz y endulzantes líquidos artificiales. Era un personaje que siempre solía estar en forma durante todo el año, por lo que era riguroso con su dieta.

 

Una larga lista de presentaciones

Andreas constantemente buscaba la perfección con su musculatura, condición que lo convertía en un favorito de los fanáticos del fisicoculturismo. Aunque pese a su imponente aspecto también era modesto, tranquilo, humilde y trabajador. Así pues, con un cuerpo realmente musculoso en su totalidad, cofre ultra estriado y hombros de montaña, Münzer compitió en muchos campeonatos profesionales, aunque el único torneo que ganó fue el World Games Heavyweight en el año de 1989.

Dentro de los campeonatos en los que participó estuvieron el Mr. Olympia, que es la máxima competición de culturismo profesional, el Arnold Classic, que fue creado por Arnold Schwarzenegger y su socio James J. Lorimer. Así como también, participó en el Campeonato Mundial Amateur, Gran Premio de Alemania, Ironman Pro Invitational, Favorables por invitación de Pittsburgh, Noche de Campeones, Gran Premio de Francia, entre muchos otros, siendo el San Jose Pro Invitational, su última competencia en el año de 1996.

A pesar de su larga lista en competiciones, el participar en el evento de culturismo Arnold Classic por seis veces consecutivas fue la confirmación de que dicho concurso era la meta que Andreas estaba buscando. Pues cada año perseguía el logro y conseguía una variación entre el noveno y tercer lugar.

Trágica muerte

Tras pasar varios meses con dolor de estómago, después de culminar su última competición en el San Jose Pro Invitational quedando con el séptimo lugar, y regresando de vuelta a Munich, Münzer llevó su dolor estomacal al extremo y, por ende, al llegar a la ciudad fue ingresado al hospital la mañana del 12 de marzo de 1996.

Pasadas las 7 p.m., lo médicos detectaron un sangrado interno en su estómago y decidieron de inmediato operarlo, pero su hígado y riñones no soportaron la intervención. Dada su condición altamente grave, murió en la mañana del 14 de marzo. Schwarzenegger envió una corona de flores a su funeral en Estiria, el cual llevaba por mensaje “Un último saludo a un amigo”.

 

Autopsia

Su muerte pudo ser causada por la enorme cantidad de esteroides y diuréticos que usó a lo largo de su vida. Entre los resultados que su autopsia arrojó se pudo constatar que tenía un físico extremadamente musculoso, con una ausencia casi completa de la grasa subcutánea, el hígado contenía numerosos tumores de gran tamaño y su apariencia consistia simplemente en una masa desmenuzable similar al poliestireno. Así mismo, presentaba hipertrofia cardiaca, pues su corazón pesaba 636g, un tamaño alarmante a diferencia de un corazón de hombre normal, que generalmente se encuentra entre los 300 y 350 gramos.

Por otro lado, sus electrolitos estaban desequilibrados y los niveles de potasio eran extremadamente altos. Además, se encontraron rastros de aproximadamente 20 drogas diferentes junto con una toxicidad aguda. No en vano, el artículo Der spiegel, sacó a la luz una larga lista de posibles sustancias que Münzer consumió antes de competir en el Arnold Classic de 1996, entre las que se encontraron la Ephedrina, Captagon, Aspirina, Valium, Hormona tiroidea, inyecciones de Testoviron, de Paravolan, tabletas de Halotestin, IE hormona crecimiento, IE insulina, tabletas e inyecciones de Stromba, Aldactone, Laxis y muchas otras.

Aunque el culturismo se trate de un deporte bastante popular, muchas voces de especialistas han afirmado que es un peligro para la salud, siempre que no se practique con responsabilidad. Además, pese a que los esteroides son usados para el tratamiento de enfermedades, las dosis utilizadas en esta disciplina son mayores y no recomendadas. Esto eleva los posibles riesgos para la salud, que a la vez se ven reforzados con una ingesta alimentaria poco variada entre nutrientes, fibras y proteínas.

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments